Seleccionar página

Mi hijo no habla, ¿qué hago?

Sí, mi hijo no habla. Cuando estás en esta situacion, lo más importante es ver la edad que tiene, si su evolución ha sido normal hasta ahora y si cuenta con algún tipo de antecedente. Normalmente, es bastante habitual que la mayoría de los padres digan “mi hijo no habla, pero lo entiende todo”. Pero no debemos preocuparnos si esto ocurre.

Es importante señalar que, si tu hijo no habla y estás preocupado, es importante acudir a un profesional. En primer lugar, se suele ir al pediatra, aunque nosotros recomendaríamos ir directamente a un logopeda infantil para ello. El logopeda, realizará una evaluación del niño y verá si es necesario o no empezar con algún tratamiento logopédico.

 

mi hijo no habla

¿Qué hace el logopeda si mi hijo no habla?

hospital

La logopedia es una profesión sanitaria que cuenta cada vez con el apoyo de más instituciones y que se ha ido estableciendo en la sociedad.

logopeda online

El logopeda es la persona encargada de evaluar, diagnosticar, pronosticar, rehabilitar y prevenir los trastornos de la comunicación.

tratamiento logopedia

El logopeda será el profesional del desarrollo del habla que se encargará de decidir y de planificar el tratamiento.

¿Cuándo hay que preocuparse en el caso de que un niño no hable?

Hemos de tener en cuenta de que cada caso con respecto al habla de un niño debe ser tratado de forma diferente. En primer lugar, hay que identificar lo que se sale fuera de la normalidad con respecto a si estas en la situació de «mi hijo no habla». Normalmente, en cada edad suele haber determinados hitos y los padres suelen comparar a sus hijos con los demás. Si, por ejemplo, nos basamos en el habla, ésta suele ser el principal motivo de preocupación por parte de los padres ya que es la que suele aislar al pequeño.

Por ello, los padres han de ser capaces de poder reconocer los síntomas que pueden hacer salar las alarmas con respecto al desarrollo del lenguaje. En caso de ser así, es importante acudir a un logopeda para poder hacer una evaluación profesional.

    estoy preocupada mi hijo no habla

    Las señales más habituales cuando estás en la situación de «mi hijo no habla» son las siguientes:

     

    • Normalmente, el niño sólo imita a los demás, pero no es capaz de crear frases espontáneamente.
    • Utiliza el lenguaje para comunicar necesidades primarias y sólo emite palabras y sonidos repetitivamente.
    • Otra señal a tener en cuenta, es que el niño no suele seguir instrucciones de los padres. Esto es debido a que no es capaz del reconocimiento de las palabras.

    ¿Cómo identificar a un niño con problemas de lenguaje?

    El desarrollo del lenguaje se realiza de forma natural desde el nacimiento. Normalmente, un 5-7% de los niños tienen algún tipo de problema del lenguaje. Este tipo de trastornos suelen verse antes de los 4 años de edad. Por ello, es muy importante la detección temprana de este tipo de alteraciones. El objetivo es buscar una solución lo antes posible para evitar consecuencias más adelante.

    Es importante ver los antecedentes del niño y mostrárselos principalmente a un profesional logopeda. Aunque también es importante ver la opinión de un pediatra, neuropsicólogo o incluso realizar una audiometría para descartar ciertos tipos de alteraciones.

    Los síntomas que los niños con alteraciones del lenguaje pueden tener son las siguientes:

    • Problemas para entender lo que hablan los demás.
    • Dificultades para llevar a cabo determinadas instrucciones.
    • Problemas para organizar los pensamientos de los niños.
    • Normalmente, no suelen generar un orden en las palabras
    • Suelen tener dificultades para encontrar las palabras correctas para realizar su discurso.
    • Su vocabulario suele ser escaso con respecto al de los demás niños de su edad.
    niños problemas del lenguaje

    ¿Cuál es la edad máxima si tu hijo no habla?

    Es importante que los padres estén atentos a todas las señales que un bebé empieza a hacer desde su nacimiento. Sí que es cierto, que las primeras palabras de un niño suelen variar mucho de uno a otro.

    Dependiendo de la edad, existen determinadas habilidades e hitos que los bebés han de ir pasando. Por ello, es importante estar atento ante cualquier alteración y si ocurre algo fuera de lugar ponerse en manos de un logopeda. Además, es importante que cada profesional tenga el grado en logopedia según las ordenanzas educativas españolas.

      desarrollo habla 3 meses
      • 3 meses. Normalmente, a los 3 meses los bebés escuchan, miran y sienten curiosidad por todo lo que le rodea. Pero empiezan a estar muy atentos por todos los estímulos nuevos que cada día observan.
      desarrollo habla 6 meses
      • 6 meses. En este tiempo, se empiezan a dar los primeros balbuceos. Además, empiezan a reconocer su propio nombre.
      desarrollo habla 9 meses
      • 9 meses. A partir de aquí, ya suelen entender las negaciones y los saludos y despedidas.
      desarrollo habla 12 meses
      • 12 meses. Ya inician su habla con el típico “papá” y “mamá”. Suelen también, entender mayor rango de expresiones.
      desarrollo habla 18 meses
      • 18 meses. En esta edad ya hablan palabras simples y suelen señalar objetos y personas. Además, suelen repetir los sonidos de los estímulos que los rodean.
      desarrollo habla 24 meses
      • 24 meses. A los dos años, los niños ya son capaces de realizar frases cortas y empiezan a comenzar a experimentar con palaras nuevas.

       

      desarrollo habla 3 años
      • 36 meses. Con los 3 años, los niños ya son capaces de realizar frases más largas y tener un proceso comunicativo que ya empieza a madurar.

       

      ¿Cómo hago para que mi niño hable?

      Cuando tu hijo está iniciándose en el desarrollo del habla, es importante algunas claves para estimular el lenguaje de los niños. Por ello, lo más importante es crear un entorno que favorezca este desarrollo del lenguaje. Existen varias formas de conseguir que tu hijo empiece a hablar de forma lúdica y divertida. Son las siguientes:

       

      • Es importante usar un lenguaje que tu hijo utilice. Es decir, hay que intentar que el niño haga un esfuerzo e ir sacándolo de su zona de confort. Sin embargo, hay que tener en cuenta de que ya no es un bebé, por lo que hay que moverse en esa delgada línea.
      • Hay que hablar con él estimulándolo con los temas que más le interese. Por ello, es bastante recomendable prestar atención a tu hijo y además captar su interés. No intentes dirigir su discurso a lo que tú quieres, ya que estarías creando una barrera en su desarrollo natural.
        estimular lenguaje niño

        Utilizamos imágenes de Freepik

        • Si además lo apoyas todo con el lenguaje corporal y gestos, lo estarás haciendo de diez. Esto provoca que el niño reciba más información que el puede replicar posteriormente para reforzar sus procesos comunicativos.
        • Puedes repetir lo que el niño va diciendo y si es necesario, corregirlo de forma no intrusiva. De esta forma, verá que puede tener una figura en ti para mejorar su desarrollo del lenguaje. Además, si logras que no sea intrusivo no te verá como un “enemigo”.
        • Jugar, cantar y leer cuentos es muy importante y verás los resultados rápidamente. Con esto, estás creando situaciones favorecedoras para el niño donde mientras juega está aprendiendo. Además, estás realzando su imaginación de forma paralela.

        Preguntas y Respuestas Frecuentes FAQs

        ¿En qué se distinguen el habla y el lenguaje?

        • El habla es la expresión verbal del lenguaje e incluye la articulación, que es el modo en que formamos los sonidos y las palabras. Un niño con un retraso del habla puede ser capaz de utilizar palabras y frases para expresar sus ideas, pero lo que dice puede resultar difícil de entender.
        • El lenguaje es expresar y recibir información. Se refiere a entender y ser entendido a través de la comunicación: verbal, no verbal y escrita. Un niño con un retraso del lenguaje puede decir correctamente las palabras, pero ser incapaz de combinar dos palabras en una frase.

        ¿Cuáles son los signos de un retraso del habla o del lenguaje?

        Un bebé que no reacciona al sonido o que no vocaliza debe ser evaluado por un médico lo antes posible. Pero suele ser difícil que los padres sepan si su hijo solo está tardando más tiempo en alcanzar un hito evolutivo en el desarrollo del habla o del lenguaje o si tiene un problema.

        He aquí algunas cosas en las que usted se debería fijar. Llame al médico de su hijo si:

        • Con 12 meses: no utiliza gestos, como señalar o despedirse con la mano
        • Con 18 meses: prefiere comunicarse con gestos en lugar de con vocalizaciones
        • También, con 18 meses: tiene dificultades para imitar sonidos
        • Con 2 años: solo imita el habla o los actos ajenos, pero no genera palabras o frases de forma espontánea
        • También, con 2 años: solo emite algunos sonidos o palabras de forma repetitiva y no puede utilizar el lenguaje oral para comunicar más que sus necesidades inmediatas. Tampoco puede seguir instrucciones sencillas. Además, tiene un tono de voz extraño o una pronunciación extraña (como ronquera o nasalidad)

        Llame también al médico si el habla de su hijo es más difícil de entender que lo que sería esperable según su edad:

        • Los padres y los cuidadores habituales del niño deberían entender aproximadamente el 50% de lo que dice un niño de 2 años y aproximadamente el 75% de lo que dice un niño de 3 años.
        • Con 4 años de edad, a un niño se le debería entender prácticamente todo, incluso cuando habla con desconocidos.

        Causas de los retrasos del habla o del lenguaje

        Un retraso del habla en un niño se puede deber a:

        • problemas orales, como alteraciones en la lengua o en el paladar
        • un frenillo corto (el pliegue que hay debajo de la lengua), que puede limitar los movimientos de la lengua

        Muchos niños con retrasos del habla tienen problemas orales-motores. Estos ocurren cuando hay un problema en las áreas cerebrales responsables de la producción del habla. Esto dificulta que el niño coordine labios, lengua y mandíbula para emitir los sonidos del habla. Estos niños pueden tener otros problemas orales-motores, como dificultades para alimentarse.

        Los problemas auditivos también pueden afectar al habla. Por lo tanto, un audiólogo debería evaluar la audición del niño siempre que haya una preocupación por el habla. Los niños con problemas auditivos pueden tener problemas para decir, entender, imitar y usar el lenguaje.

        Las infecciones de oído, sobre todo las infecciones crónicas, pueden afectar a la audición. Pero, siempre que haya una audición normal en un oído, tanto el habla como el lenguaje se desarrollarán con normalidad.

        ¿Cómo se diagnostican los retrasos del habla o del lenguaje?

        Si su hijo podría tener un problema en el habla, es importante que lo lleve a un logopeda (patólogo del habla y del lenguaje) lo antes posible. Puede buscar un logopeda por sí mismo o puede pedir al profesional de la salud que lleva a su hijo que le recomiende uno.

        El logopeda evaluará el habla y el lenguaje de su hijo. Le pasará una serie de pruebas estandarizadas y comprobará si ha alcanzado o no los distintos hitos en el desarrollo del habla y del lenguaje.

        El logopeda también avaluará:

        • lo que entiende su hijo (lo que se conoce como lenguaje receptivo)
        • lo que puede decir su hijo (lo que se conoce como lenguaje expresivo)
        • el desarrollo de los sonidos y la claridad del habla
        • el estatus oral-motor de su hijo (cómo trabajan conjuntamente boca, lengua, paladar, etc. al hablar, así como al comer y al tragar)

        Basándose en los resultados de las pruebas, es posible que el logopeda recomiende sesiones de logopedia para su hijo.

        ¿Cómo ayuda la logopedia y los padres?

        El logopeda trabajará con su hijo para mejorar sus habilidades lingüísticas, y le indicará qué puede hacer en casa para ayudar a su hijo. Los padres son una parte importante en el proceso de ayudar a sus hijos con problemas en el habla o el lenguaje.

        He aquí unas pocas formas de favorecer el desarrollo del habla en casa:

        • Céntrese en la comunicación. Hable a su bebé, cántele y fomente en él la imitación de sonidos y de gestos.
        • Lea a su hijo. Empiece a leerle cuando tan solo sea un bebé. Busque libros que sean apropiados para su edad, de tapa blanda o dura, y con imágenes que animen a su hijo a mirarlas mientras usted las vaya nombrando.
        • Aproveche las situaciones de la vida cotidiana. Para reforzar el habla y el lenguaje de su hijo, pásese todo el día hablándole. Nombre los alimentos que compra en la tienda de comestibles, explíquele lo que vaya haciendo mientras prepara la comida o limpia una habitación, y vaya señalando objetos de la casa. Háblele de una forma sencilla, pero evite utilizar el «habla infantil», es decir, la forma de hablar propia de los bebés.

        Reconocer y tratar un retraso del habla o del lenguaje lo antes posible es el mejor enfoque a seguir. Llame al médico si hay algo que le preocupa sobre el desarrollo del habla o el lenguaje de su hijo.

        Mi hijo no habla. ¿Qué debo hacer?

        Seguro que más de una vez has escuchado la expresión “mi hijo no habla, pero entiende todo”. ¿Verdad? Es la situación más habitual que me encuentro en la consulta y suele ser una buena señal.

        Antes de preocuparte, debes seguir una serie de pasos para poner entender mejor la situación en la que se encuentra tu hijo. Léelos con detenimiento

        1. Lo primero que debes tener claro cuando tengas dudas sobre si tu hijo debería haber empezado a hablar o es normal que aún no tenga lenguaje, es pensar en su edad y en la evolución normal de estos procesos. En uno de los siguientes puntos te cuento más detalles sobre esto. 
        2. Después debes ir a hablar con tu suegra. Sí, así es. La edad de inicio del lenguaje tiene un componente genético. La fecha de aparición de las primeras palabras de un niño está muy estrechamente relacionada con la del padre. 
        3. También es importante observar detenidamente cómo reacciona tu hijo ante diferentes situaciones. 
          1. ¿Responde solo antes sonidos fuertes o también es capaz de escuchar sonidos de volumen bajo?
          2. ¿No responde a su nombre, pero te hace caso cuando le ofreces algo que le gusta?
        4. Si tienes claro que escucha bien, es importante valorar su nivel de comprensión en función de la edad
        5. Lleva un registro de todas estas cuestiones durante unas 2 semanas y luego consulta con tu pediatra para comentar el caso y que haga una valoración de tu hijo de forma general.

        Habla y lenguaje. Dos conceptos que no debes confundir

        ¿Sabes la diferencia entre lenguaje y habla? Es un poco técnica pero muy importante que la tengas clara. 

        • El lenguaje es el sistema completo de expresar y recibir información con significado. Hace referencia a entender y ser entendido ya sea de forma verbal o no verbal.
        • El habla es la expresión verbal del lenguaje. En ella se incluye la articulación, que es el modo en que se forman los sonidos y las palabras.

        Como ves, aunque coloquialmente hablemos de retraso del lenguaje cuando un niño tarda en hablar, realmente se trata de un retraso del habla. Esto es algo mucho más leve y de menor trascendencia. 

        Cuando se afecta el habla, no tiene por qué haber ningún otro problema de comprensión o expresión a nivel comunicativo. En cambio, cuando se afecta el lenguaje, se trata de algo mucho más profundo que puede llevar aparejado una limitación en la capacidad de relación con los demás.

        ¿Cuándo debe hablar un niño? Estos son los pasos que debe seguir tu hijo.

        ¿Sabes cuándo empiezan los niños a decir papá o mamá? El desarrollo del lenguaje sigue una serie de pasos bien definidos y te los voy a resumir en una pequeña lista.

        Hay muchas madres que cuentan como su hijo empezó a decir sus primeras palabras con muy pocos meses. A lo mejor también tú has tenido esa sensación con alguno de tus hijos. No quiero quitarte la ilusión, pero una cosa es que tu hijo pronuncie las sílabas “ma-ma” o “pa-pa” y otra muy diferente que eso se pueda considerar lenguaje.

        • Las primeras palabras de los niños son sencillas y de tipo bisílabos. Las puede empezar a pronunciar alrededor de los 9 meses, aunque no tengan conciencia de su significado.
        • La variedad va aumentando progresivamente y a partir de los 12 meses, los niños imitan sonidos y pronuncian 2-3 palabras de forma habitual
        • Entre los 15 y los 18 meses, este proceso sigue evolucionando con gran velocidad y se amplía cada vez más el número de palabras. 
        • Alrededor de los 2 años, los niños pronuncian entre 20 y 50 palabras con facilidad, combinan palabras y siguen órdenes de dos pasos. 
        • A partir de los 3 años, se multiplica la complejidad del lenguaje y aparece claramente el uso del verbo, así como frases de entre tres y cinco palabras.

        Retraso del lenguaje. Qué es y Signos de alarma con indicaciones de actuación

        Es muy importante que una madre sepa cuando preocuparse si tu hijo no habla a la edad esperada. Hay una sabiduría popular que sirve para todo y opina de casi todo, pero no dejes que nadie influya en tu criterio.

        Cualquiera te dará su opinión sobre a qué edad hay que preocuparse si un niño no habla, pero no le escuches, cada caso es completamente diferente. El Pediatra te puede ayudar cuando tengas dudas y además, puede valorar aspectos mucho más amplios del desarrollo. 

        • Qué ocurre si un niño de 2 años no habla nada. Evidentemente, es algo a tener en cuenta y que necesita ser estudiado por parte de un profesional. Aun así, no siempre es sinónimo de un trastorno del lenguaje. Hay aspectos puramente madurativos que pueden justificar esta situación sin asociar una patología
        • Y si un niño de 3 años tampoco no habla nada: Aquí ya hay que ponerse en alerta para buscar la causa. Con esta edad, la capacidad de comprensión y expresión debería estar suficientemente desarrollada. Es factible analizar posibles causas físicas por parte de un profesional.
        • Si se trata de un niño de 4 años que no habla nada. A partir de esta edad, la existencia de mutismo o ausencia de lenguaje suele asociarse a algún tipo de problema neurológico o trastorno del desarrollo. Es necesaria la valoración por parte de un profesional especializado. 

        Diagnóstico del retraso del lenguaje y trastorno del lenguaje

        Una de las primeras preguntas que te haces cuando tienes un hijo con problemas de lenguaje es ¿Cuándo empezará a hablar mi hijo? Para saberlo, lo primero es conocer la causa. Para ello, es necesario hacer una evaluación del lenguaje que permita conseguir un diagnóstico. 

        Aunque pienses que esto es muy sencillo, hay un sistema muy bien definido dentro de la logopedia para diagnosticar un trastorno del lenguaje

        Hay muchos test de evaluación del lenguaje, así como pruebas para evaluar el habla. Según la edad de tu hijo y los síntomas que presente, se le asignará las más adecuadas para responder a las dudas que tienes. 

        Además, en caso de necesitarlo, el logopeda te recomendará la valoración de otros profesionales como psicólogo, neuropediatra, pedagogo… ya que puede haber problemas complementarios que analizar y tratar

        ¿Qué es un logopeda infantil? ¿Cuándo tengo que llevar a mi hijo al logopeda?

        ¿Nunca te has preguntado si tu hijo necesita un logopeda? La logopedia es la disciplina que se ocupa del cuidado del lenguaje. Los logopedas son los profesionales encargado de desarrollar esa función. Un logopeda infantil evalúa y trata los problemas de la audición, la fonación y el lenguaje en los niños independientemente de la causa de los mismos. 

        El pediatra es el primero profesional encargado del cuidado de la salud de los niños. Suele ser el que detecta, a información de los padres, la existencia de problemas de lenguaje. 

        Cuando se detecta algún tipo de retraso del lenguaje o trastorno de comunicación, el pediatra informará a los padres y recomendará la valoración por los profesionales necesarios, así como las primeras pruebas a realizar.

        • En ocasiones puede tratarse primero de un médico especializado en otorrinolaringología
        • Puede pedir las pruebas de audición básicas como una audiometría
        • La derivación a atención temprana también es posible para la evaluación y terapia logopédica. 
        • También es necesario valorar la existencia de otros problemas de desarrollo y en su caso, la pertinencia de derivar a otros profesionales.